ARGENTINA
URUGUAY


Argentina es una economía de libre mercado, apoyada por estrictas medidas fiscales y monetarias. El país es miembro del Mercosur, un bloque comercial integrado por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay, que ha creado una zona de libre comercio y tarifas comunes externas desde 1995.




Argentina ofrece un ambiente
favorable para los negocios.

- Economía de mercado
- Acceso preferencial al MERCOSUR
- Libre movilidad para los capitales
- Marcos jurídicos adecuados para las inversiones de riesgo
- Ley de inversiones mineras
- Régimen Automotriz
- Plan Nacional de Desarrollo Forestal
- Régimen de zonas Francas

La economía argentina nació con un modelo agroexportador que persistió desde la época de la colonia hasta las primeras décadas del siglo XX. Luego dio lugar a la producción de algunas manufacturas que dejaron de venir de Europa, hasta llegar a la creación de industrias que marcarían el rumbo inicial del país.






La mitad del comercio exterior se realiza con Estados Unidos, Brasil, Alemania e Italia. Las transacciones efectuadas con Asia, África y Oceanía son casi del 20%. La mayor parte del intercambio comercial con países limítrofes es con Brasil.

Exportación e importación
Los productos que exporta la Argentina son de escasa elaboración. Se trata de grasas, pieles, cueros, alimentos para animales, lana, algodón combustibles, aceites y sus derivados. Las materias primas vegetales y animales constituyen un tercio del volumen de exportación. Los productos industriales no llegan a la sexta parte del total de lo exportable.
En cuanto a la importación, está concentrada básicamente en máquinas, aparatos y artefactos mecánicos y objetos de uso electrónico. En menor medida se importan automóviles, productos químicos, combustibles, minerales metalúrgicos y manufacturas de metales.

Mercosur
El 1º de enero de 1995 comenzó a funcionar el Mercosur, una zona de libre comercio entre la Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Existe la posibilidad de que Chile se incorpore próximamente . Esta unión cobra vitalidad y se erige en importancia apenas detrás de la Unión Europea. Salvo los productos de las industrias azucarera y automotriz, el resto circula sin pago de impuestos aduaneros. Han adoptado un arancel externo en común a las importaciones del resto del mundo. En esta región conviven 200 millones de personas y la producción interna es de 800.000 millones de dólares.









La Argentina le compra actualmente a Sudáfrica preparaciones para tratar el cuero y los textiles; café tostado sin descafeinar y descafeinado; menudencias de carne aviar; artículos para envasar; valijas y portafolios; pinturas y barnices, entre otros.

Algunos de los sectores y productos prioritarios que presentan oportunidades para incrementar las exportaciones Sudafricanas en Argentina son los siguientes:








ECONOMIA

Uruguay en la economía sigue dependiendo de la agricultura y servicios. Agricultura y agro-industria encuentra el 23% del PIB, y representan más de dos tercios de las exportaciones totales. Principales sectores económicos incluyen el procesamiento de carne, la agroindustria, madera, lana, la producción de cuero y prendas de vestir, textil y productos químicos. Aunque sigue siendo pequeño, la industria del software de información está creciendo rápidamente.
En 2002, Uruguay pasó por la más empinada crisis económica financiera en la historia reciente, que se desarrolló sobre todo de factores externos. La devaluación en Brasil en 1999 hizo los productos uruguayos menos competitivos, y un brote de fiebre aftosa en 2001 redujo las exportaciones de carne hacia América del Norte. A partir de finales de 2001, una crisis económica en Argentina provocó una caída dramática en las exportaciones hacia la Argentina como así también en los ingresos turísticos, socavando su economía. A mediados de 2002 la retirada de los depósitos argentinos de los bancos uruguayos provocó una corrida bancaria que fue superada sólo por endeudamiento masivo de las instituciones financieras internacionales. Esto, a su vez, dio lugar a graves problemas de sostenibilidad de la deuda. Un canje de deuda con éxito ayudó a restablecer la confianza y reduce significativamente el riesgo país.
La economía Uruguaya reanuda el crecimiento leve en 2003 - con un 0,8% leve aumento en el PIB - y se aceleró en 2004 y 2005 con tasas de crecimiento del 5,0% y el 7,5%, respectivamente. El crecimiento llegó al 4,6% en 2006, y alcanzó el 7,6% en 2007 y 8,9% en 2008. La recuperación de la economía Uruguaya se basó en el incremento de las exportaciones. La crisis financiera mundial en 2009 desaceleró el crecimiento al 2,9%. Uruguay disfruta de un clima de inversión positivo, con un sistema jurídico fuerte y mercados financieros abiertos. Se otorga trato igual a los inversionistas nacionales y extranjeros.
Uruguay tradicionalmente ha favorecido la participación del Estado en la economía y la privatización sigue siendo ampliamente resistida. Los últimos gobiernos han aplicado con cautela la aplicación de programas de liberalización económica similares a muchos otros países de América Latina. Entre ellos la reducción de aranceles, el control del gasto deficitario, la reducción de la inflación, y el recorte de la estructura del estado. La economía de Uruguay se basa en la libre empresa y propiedad privada. A pesar de algunos de los monopolios y la privatización en los últimos 10 años, el Estado sigue desempeñando un papel importante en la economía, teniendo en forma total o parcial la propiedad de empresas de seguros, suministro de agua, electricidad, servicio telefónico, refinamiento de petróleo, las compañías aéreas, postales servicio, los ferrocarriles, y el sistema bancario.